Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 octubre 2008

Día de muertos


En México, la muerte es dulce.

Anuncios

Read Full Post »

De Stephen King (Novela por entregas)

PARTE 4 (Conclusión)

Esta vez cuando conectó el aparato, el CPU ni zumbó, ni rugió; empezó a hacer un ruido desigual, un especie de quejido.

El olor caliente del transformador del tren salió casi al momento de la parte de atrás de la pantalla y en cuanto oprimió el botón ENTER para borrar ¡FELIZ CUMPLEAÑOS TÍO RICHARD!, empezó a salir humo.

– Queda poco tiempo – pensó – No… no es cierto… no queda nada de tiempo. Jon lo sabía, y ahora yo también lo sé -.

Tenía dos alternativas: traer a Seth de vuelta con el botón INSERT (sabía que podía hacerlo; sería tan fácil como fue crear los doblones españoles) o terminar el trabajo.

El olor se hacía más potente, más urgente. En cualquier momento la pantalla empezaría a mandar el mensaje de SOBRECARGA.

Escribió:

– Mi mujer es Adelina Mabel Warren Hagstrom. –

Oprimió el botón SUPR.

Luego escribió:

– Soy un hombre que vive solo… –

Ahora, la terrible palabra apareció en la esquina superior, a la derecha de la pantalla:

SOBRECARGA, SOBRECARGA, SOBRECARGA.

– ¡Por favor! ¡Por favor…! ¡Déjame terminar!. Por favor, por favor, por favor…-

El humo que salía ahora de las redijas y ranuras del monitor era más denso y más gris. Miró al ruidoso CPU y vio que también salía humo de su rejilla… y al fondo de aquel humo pudo ver una brillante chispita roja, de fuego.

– Juego mágico ¿Tendré salud, seré rico o sabio? ¿O viviré solo y quizá me matará la soledad y la pena? ¿Queda tiempo aún?… no lo sé ahora, tal vez mas tarde -.

Excepto que ya no quedaba más tarde.

Pulsó el botón INSERT y la pantalla se volvió de un negro profundo, excepto por el insistente mensaje de SOBRECARGA, que parpadeaba ahora a toda velocidad aunque irregular.

Escribió:

– … excepto por mi esposa Belinda y mi hijo Jonathan –

¡Por favor. Por favor..!

Oprimió el botón ENTER.

La pantalla se limpió.

Durante lo que parecieron siglos permaneció vacía, excepto por la palabra SOBRECARGA, que aparecía con tanta rapidez que a excepción de una ligera sombra, parecía mantenerse constantemente allí, como una computadora ejecutando una cerrada orden de mando.

Algo dentro del CPU saltó y comenzó a arder, Richard exhaló un gemido.

Letras verdes re aparecieron en la pantalla, flotando místicamente sobre el negro:

– Soy un hombre que vive solo, excepto por mi mujer Belinda y mi hijo
Jonathan –

Pulsó por dos veces el botón ENTER.

– Ahora… – pensó – Debo escribir: “Todas las piezas de este procesador de palabras estaban perfectamente ensambladas antes de que el Sr Nordhoff me lo trajera…” o escribiré: “Tengo ideas para, por lo menos, veinte novelas sensacionales…” o escribiré: “Mi familia y yo viviremos felices para siempre….” o escribiré…-

Pero no escribió nada. Sus dedos revolotearon estúpidamente por encima del teclado mientras sentía… literalmente sentía… que todos los circuitos de su cerebro se quedaban bloqueados como los autos en el peor bloqueo de tráfico de las grandes ciudades en la historia de la combustión interna.

La pantalla se llenó de pronto con la palabra: TERMINADO, TERMINADO, TERMINADO, TERMINADO, TERMINADO, TERMINADO, TERMINADO, TERMINADO….

Hubo un crujido y luego una explosión en el CPU. Salieron unas llamaradas del aparato y después se apagaron.

Richard se reclinó hacia atrás en su sillón, cubriéndose la cara por si acaso explotaba la pantalla. No explotó. Solamente se apagó.

Permaneció sentado, contemplando la oscuridad de la pantalla.

– No puedo decirlo… – dijo para si mismo y completó la frase – Vuelve a preguntar después… –

-¿Papá? –

Volteó la cabeza rápidamente, con el corazón latiéndole con tal fuerza que temió que se le saltara del pecho.

Jon estaba allí, Jon Hagstrom, y su rostro era el mismo pero había algo distinto… la diferencia de paternidad entre los dos hermanos.

O quizás era simplemente que aquella expresión inquieta, nerviosa, había desaparecido de sus ojos ligeramente aumentados por los lentes (ahora de armazón metálico, observó, y no el feo armazón de plástico que Roger siempre le compró al muchacho porque costaban quince dólares menos).

Quizás era algo todavía más sencillo: el aspecto de predestinación había desaparecido de los ojos del muchacho.

– ¿Jon? – Preguntó con voz ronca, preguntándose si en realidad había querido algo más que esto. ¿Era cierto? Parecía ridículo, pero se figuraba que sí.

Suponía que la gente siempre quería más.

– Jon ¿Eres tú, verdad? –
-¿Quién mas podía ser? – Y señaló con la cabeza el procesador de palabras –

¿No te lastimaste cuando este bebé se fue al cielo de los datos?.

Richard sonrió:

– No, estoy perfectamente bien -.

– Lamento que no funcionara. No sé por qué lo hice, desperdiciar el tiempo con todas esas piezas inútiles – movió la cabeza -. De verdad no se por qué… es como si hubiera tenido que hacerlo. Cosas de niño -.

– Bueno – dijo Richard, acercándose a su hijo y pasándole un brazo por los hombros – Quizá te quede mejor la próxima vez.

– Tal vez… o a lo mejor hago otra cosa –

– Eso puede ser mejor –

– A proposito, Mamá dice que hay chocolate caliente, por si quieres…. –

– ¡Claro que si! – y ambos salieron juntos del despacho a una casa donde no había ningún pavo congelado procedente de un premio ganado en la iglesia -.

– Una taza de chocolate es justo lo que necesito –

– Mañana le quitaré lo que sirva de los fierros y lo demás lo voy a tirar a la basura – anunció Jon.

Richard afirmó con la cabeza, diciendo:

– Mejor bórralo de nuestras vidas… –

Y caminaron por la casa entre sonrisas, acompañados por el aroma del chocolate caliente.

FIN.

El Procesador de Palabras de los Dioses 1

El Procesador de Palabras de los Dioses 2

El Procesador de Palabras de los Dioses 3

Read Full Post »

Hubo una noticia que pasó sin mucha atención.

La nota decía esto:

– Se comenta mucho sobre la existencia de un video privado grabado en un yate, el cual involucraría a Alejandro Sanz, a Shakira y a Antonio de la Rúa, pero ese material está en manos de la fiscalía – Apuntó el presentador argentino, Javier Ceriani, titular del programa de radio “Zona cero”.

Advirtió que, según el fiscal, “si algunos de los contenidos recogidos se dieran a conocer, podrían amenazar seriamente la vida privada del talentoso músico y de la pareja de novios”.

De acuerdo con el portal de Internet Infobae.com, el contenido de la película está a disposición de la fiscalía que evalúa el caso de Carlos González y su mujer, Sylvia Alzate, ex empleados de Sanz, acusados de intentar extorsionarlo.

González y Alzate además de intentar extorsionar al intérprete de “Pisando fuerte”, también robaron un yate, un jet ski y una computadora. En su declaración, revelaron que Sanz los obligaba a trabajar más tiempo de lo permitido por las leyes estadounidenses.

A fines de 2005 trascendió que tras concluir su noviazgo con Antonio de la Rúa, la colombiana Shakira había iniciado un romance con Sanz, sobre todo cuando realizaron el video del tema “La tortura”.

“La química entre ambos salió a relucir”, apuntaron algunos medios de comunicación, aunque tiempo después se le vio de nueva cuenta a la intérprete de “Pies descalzos” de la mano de su novio.

En aquel entonces, a Sanz, quien recién se había divorciado de la modelo mexicana Jaydy Michel, se le relacionaba también con la cantante Lena.

Mi pregunta es:

¿Entonces existe ese video?

¡Chamacos tan traviezos!

Read Full Post »

Cada quien su golpe…

“Una historia siempre tiene dos finales,

el tuyo y el mio.

No recuerdo cuantos daños cerebrales,

causamos los dos…”

Read Full Post »


Mientras me bañaba escuché una canción de Lenny Cravitz que le había escuchado a mi esposa y quise tenerla en el mp4.

Salí del baño y le pregunté, sabiendo que ella es fan del buen Lenny:

– ¿OYE COMO SE LLAMA LA CANCIÓN…? –

– ¡Shhhhh! – respondió y señaló al letrero “Hable en voz baja” que puso en la pared.

– ¿Como se llama la canción que escuchabas la semana pasada que parece de los setentas? – dije

– No la recuerdo… ¿No conoces el interprete? –

– Es de Lenny Cravitz, la que tenías el otro día en el Estereo, esa que te dije que el principio era parecido a “Lets spend the night together” de los Stones –

– Ah.. ya recuerdo, “California” de Lenny Cravitz. –

– ¿Me prestas el disco? –

– Si búscalo, está por ahí – dijo señalando los 500 discos que forman la Colección General.

Busqué pero como algunos discos no tienen cubierta no encontré nada.

– No lo encuentro ¿No sabes por donde estará? –

– ¿Ya buscaste en la lista de la computadora? –

Encendí la compu, busqué entre las carpetas y llegué a la carpeta “Mis discos”, abrí la base de datos, busqué por título y nada, por interprete y al fin lo encontré.

Tomé el disco y cuando lo metí en la compu para procesarlo en el mp4, dijo…

– Cuando termines no lo guardes, ponlo en ese montón junto a la tele y yo lo acomodo. –

Read Full Post »

De última hora

Por falta de tiempo dejaré de actualizar el blog durante unos dias.

Nos leemos pronto.

GRACIAS

Read Full Post »

Esta noche todos han dejado sola a Janis, la fiesta por hoy se ha terminado amigos. Me tumbo en la cama, y aún siento el calor de la cabina de grabación, será un buen álbum.

Cuando canto me siento como enamorada. Es más que sexo. Es el punto en que dos personas llegan a eso que llaman amor por primera vez, multiplicado por todo el público. Es gigantesco.

Tengo tantas letras aún bailando en mi cabeza..espero poder ordenarlas antes de que termine este viaje. Por que todo termina..los viajes, el amor..el alcohol y los porros se terminan, todo. Y si no comienzo a guardar las pequeñas piezas que quedan de mí..al final no va a quedar nada para Janis…

Mi garganta aún caliente después de haber soltado toda la energía que guardo en ella solo para mí y que me deja liberarme está seca ahora, el whiskey y el silencio son todo lo que tengo en este cuarto frío ,supongo que tendré que buscar mis cosas y ponerme a tono, pues podría acabar un dia en la calle o durmiendo en un árbol.

Aunque, todo lo que me hace bien no puede hacerme daño, así que pienso disfrutarlo mientras me dure pues supongo sé que he de irme en algún momento de éste camino y la música que traigo dentro se irá también conmigo, ser un poco egoísta me reconforta. Yo hago mis reglas, vivo mis reglas..solo sigo a la música. Me gusta sentir como se forma en mi pecho y ese momento en el que la hago explotar en mis cuerdas vocales al subir por mi garganta es infinito. Es como hacer el amor, hombre… extraño tanto hacer el amor.

Ahora solo estoy aquí con las ironías recostadas junto a mi en esta imensa cama vacía. En el escenario, le hago el amor a 25000 personas diferentes, luego me voy a casa… sola.

Aún recostada en la cama y sumergida en sus pensamientos. Janis colocó su vaso antes lleno de whiskey en la mesa de noche junto a la cama de su hotel. Esa noche húmeda de california, invadía la soledad de su habitación cayendo sobre ella.
Todo fué muy rápido, tan fácil como un piquete en el brazo.. .el vaso vacío rodó por el piso y otro nivel de conciencia la absorbió de tal forma que nunca encontró la forma de volver. Se perdió, para siempre. Janis se había ido.

El cuarto de hotel permaneció en silencio mientras la vida afuera continuaba.La gente siguió caminando por los pasillos, los autos en las calles. Nadie pudo notar que algo hacía falta.

Janis parecía dormida en la cama con sus jeans azules y el cabello suelto y rebelde sobre las almohadas. Las horas pasaron sin consideración sobre su alma solitaria.

El cuerpo de Janis Joplin fue incinerado en Westwood, California, y se arrojaron sus cenizas al Océano Pacífico. Dejó en testamento 600 dólares a sus amigos para que celebraran su muerte con una fiesta salvaje. En la invitación a la fiesta decía “Pearl buys the drinks”.

Tomado de “Perspectivas, si te vi ni me acuerdo”

Nota del Checoblog: “Pearl” fue el titulo del último disco de Janis Joplin para la marca Columbia, salió a la venta el 1 de Febrero de 1971. Cuatro meses después de su muerte por una sobre dosis de heroina.

Read Full Post »

Older Posts »